viernes

Más despierta que nunca

Srta. Colich...



Y SEGURAMENTE TU NO VEAS ESTO, PERO A MI ME APETECE DECIRLO!

Hay una señorita muy señoreada, con lunares y faralaes
una señorita muy señoreada que pide cleanex y trae café
una señorita muy señoreada, que sin darse cuenta ha sido todo un bastón.

Y sé que no nos vamos a poner "melancolosas" pero algún que otro dia tas ganao un señor abrazo de esos que tiemblan hasta las carnes, pero... ni que decir tiene mujéeeerrrr... !!!

Gracias por tu sicología implicita y tu arranque por sevillanas!

Si mis tazas contasen lo que yo no las digo...

me traigo un café...y se me termina...y que pasa?
pos q me toca levantarme a ponerme otro, y se termina, y que pasa? pos que me toca levantarme a ponerme otro, y se termina, y qué pasa? pos que me toca levantarme a ponerme otro, y se termina, y que pasa? pos que me toca levantarme a ponerme otro, y se termina, y que pasa? pos que me toca levantarme a...
(y asin sucesivamente)

El cura puto! Lo tengo que poner!

Y digo bien: "Cura puto", que no "puto cura", pues dicen los lingüistas que en la gramática, al contrario que en las multiplicaciones matemáticas, el "orden de los factores" sí es pertinente.

Y yendo al meollo, se trata de esto:

http://www.liberal.cl/foros/discussion/4709/cristianismo-bizarro-hoy-el-cura-puto/

Podeís ver el enlace, y el enlace del enlace, es que de todo se puede sacar chicha.

Puto cura que no cura puto.


Ave Maria Purisima, y vaya precios, oiga!
Menos mal que mi "OsoBarcelona" duerme trankilo y nadie lo molesta.
Pasará igual con Popy? Ultimamente le veo más receloso, igual tendría que ir a misa a que el cura le alegrara. Pero por DIOS os prometo, que yo no le doy 50 euros al peluche para que se ponga de rodillas a "orar"

Casas

Serrar una casa por la mitad para acelerar el divorcio es, como explica Millás en su artículo, pactar a la camboyana, pero además implica el primero de los penúltimos actos con los que los seres humanos intentamos acelerar nuestra voluntad de reaccionar, de iniciar un nuevo camino.

Serrar una casa que hemos compartido es serrar la memoria conjunta, o intentarlo. Herirnos para hallar, en el dolor que nos produce, un revulsivo que nos lleve hacia otra dirección, aunque a veces a un destino similar y repetido.

Evidente que haciéndonos un daño posiblemente con su atención y dolor se lleve el dolor anterior y dejemos paso a su olvido para centrarnos en este dolor que ahora mismo nos quiebra el pensamiento.

Yo lo se bien, he serrado una casa en varias ocasiones, miles de recuerdos y una historia que podría desdibujarse como los cimientos de cada casa serrada.

Me temo que lo importante, no es separarse y dejar de ser mitad. Mas bien es perder la mitad de la interpretación que otro hace de la vida y lo que sucede, perder su punto de vista que enriquecía la nuestra, perder una oportunidad para crecer en la extensión del otro.

Este debe ser el motivo por el que, tras serrar una memoria compartida, mas tarde o mas temprano, nos esforzamos en adosar una nueva mitad a la casa que nos quedó en pie. Pero ¿qué ocurriría si fuesemos incapaces de hacerlo? ¿qué ocurriría si nunca más quisieramos adosar una nueva mitad? ¿Qué ocurriría si el pánico de afrontar una historia compartida nos impidiese arriesgarnos?

El ser humano, definitivamente, no esta predispuesto a restar o dividir, sino a sumar. Sumamos mitades, casas serradas, recuerdos aletargados, pero también voluntades nuevas que pretenden no convertirse en heridas ni medias casas del mañana. Evidentemente todos al fin y al cabo siempre terminamos sumando, recuerdos, vivencias, o cajas inservibles en un arcón, y tal vez para muchos estas sumas inhumanas sean las únicas sumas posible.

jueves

Días y días

Hay días tan cansados como hoy.

Hay días que cada pensamiento pesa más que el anterior.

Necesitaría que me lo diesen todo bien explicado:

Explícito
Claro
Nítido...
No tengo fuerzas para pensar más.


Se me han escapado mil datos hoy,
no puedo con todo, solo es eso.


A veces mi cabeza también se queda apartada del mundo
y deja de pensar: en vosotros y en mi.

Solo es un descanso.

El corazón sigue latiendo.

Las horas siguen pasando.

Solo es un descanso.

martes

Frase del dia!

De vez en cuando, pero solo de vez en cuando, en el margen de la izquierda aparece algun chiste o alguna frase que merece la pena... Los chistes son casi todos malísimos, pero la frase de hoy decía esto:

Como lograr confesarte lo que por ti estoy sintiendo,
con este miedo tan tremendo por el cual estoy sufriendo.


Buenas noches!!

una botella de cristal

El video que va aquí no puedo insertarlo directamente, pero vamos... que si quereis verlo, es este!

http://www.youtube.com/watch?v=oIQ0gnvfJ_I&feature=related


Soñé con una gran botella de cristal.

Era una de esas botellas cuadradas, que solo con mirarlas puedes hacerte una idea aproximada de cuánto puede pesar semejante armatoste de cristal... total, que casi mejor ni intentar levantarla de su sitio, porque fijo, fijo que a duras penas podría sostenerla entre mis brazos. Pero no pude contenerme, ya sabeis... la curiosidad me hizo acercarme hacia aquello para ver qué era realmente.

El cristal era transparente, pero no podía ver con exactitud lo que contenía, aunque si es cierto que mi visión no me engañaba y podría incluso describirlo, pero tal vez sea que no podia dar crédito a lo que aquello se asemejaba.

Pero... ¿Cómo?... ¿Cómo pudieron someter algo asi dentro de una botella de cristal? Pude llegar a comprender como algunos artesanos introducian pequeñas figuritas de madera dentro de botellas de cristal, pero... ¿¿aquello?? ¿cómo se puede meter una tormenta dentro de una botella?

Relámpagos, rayos, torrenciales de agua sucediendose en cada minuto, y entre tanto, tras el sendero que marcó un gran nubarrón pude ver asomarse un corazon, vivo, latiente, solo, temblando y latiendo bajo el agua, bajo la tormenta.

¿Te puedes hacer una idea de la imagen?

domingo

En cuántas palabras se termina el atardecer?

Hola!

… Toc! Toc! Se puede?...

Se puede, y se debe (llegar antes)

Sé que llevo mucho sin hablar contigo, que siempre digo que te voy a escribir, que te llamaré un día de estos, y al final, no lo hago. Ves? Van pasando los días, y parece que nada ha cambiado, pero… mírate, seguro que tienes arruguitas nuevas que yo no he visto nacer.

Me gustaría escribir uno de esos “¿Qué tal?” que no parezca de esos de todos los días, sino uno que llevase un guiño y casi te acariciase el hombro para darte ese apoyo incluso antes de que contestases. Siempre te encantó esa sensación cuando te agarraba el hombro…

Sé que tus pequeños paraísos se te desmoronan entre tus manos, y que muchas veces no te ves capaz de resolver ese entramado de lanas que no te dejan seguir, pero tienes que saber que lo vas a hacer. Y lo vas a hacer porque te he visto mil veces resolver revoltijos mucho más enredados que este, y sé con total seguridad, que sabes hacerlo y tienes las herramientas a mano. Siempre muy dentro.

Nos refugiamos pensando que nos queda siempre un cobijo donde resguardarnos mientras dure la tormenta. Un cobijo… pero se acaban. Llega un momento en el que no hay más sitios donde podamos darle esquinazo a una gran tormenta. Tal vez las primeras lluvias fueron destruyéndolos, como derritiéndolos y desdibujando su protección, o tal vez pudiera ser que simplemente se han gastado y ya no pueden ser útiles por más tiempo. Sea como fuere, debes saber que has de afrontar la tormenta sin poder interponer nada entre tu y el agua, debes estar dispuesta a ofrecer tu cuerpo desnudo ante un huracán sin escudarte nunca mas. Abre, rasga, raja, quita la coraza a ese corazón y déjale que sienta mucho más intenso cada segundo de su vida, que sienta hasta creer agonizar, que se sienta explotar y casi enloquecer con tan solo el viento al rozar su piel.

Va a ser duro pequeña, pero tienes que poder, vale? Vamos a poder.

También sé que sigues pensando que nadie te entiende, que nadie se puede hacer una idea de lo que estás viviendo… ay, pequeña! ¿Y tú entiendes a los demás? ¿Tú sabes lo que están viviendo los demás en su piel? ¿en sus vidas?... No lo sabes, verdad? Evidentemente, nadie podrá saber como te sientes tú. Ni tú podrás saber verdaderamente como se sienten ellos. Cada persona siente su latido del corazón de un modo diferente, todos tenemos nuestro propio latido y nadie sabrá con plena exactitud como puede estar sintiendo otra persona. Tan solo es parecido…

Bueno, da igual… tampoco quería escribirte para soltarte la chapa (aunque te la mereces, eh?) Yo…te escribía con una intención concreta, pero ahora no sé como decirlo por más vueltas que le doy… vamos que… te echo de menos. Mucho.
Me da pena estar así, no me gusta y no consigo hacer que cambie, pero realmente necesito que estés bien, ya hasta lo necesito yo.

Un abrazo Eva.

Te quiero.

I miss...

viernes

Enfrentando fantasmas...

Se hacen apuestas señores!!

Y... uf, ya no sé si el objetivo es salir victorioso o simplemente el hecho de ser capaz de enfrentarse a ello.

Nunca me gustó luchar, nunca. Y de hecho, si me veía en la tesitura de tener que luchar para aferrarme a algo que se empezaba a desdibujar, o algo que se me arrebataba, las fuerzas siempre disminuían y no me veía capaz de afrontar la batalla (mucho menos de ganarla)

Recordé la frase que dice: "Quien no lucha por lo que quiere, no merece lo que tiene" y tal vez, yo no sea merecedora de tooodo lo que tengo, lo que tengo que me lo han dado y no creo que haya tenido que luchar por obtenerlo a costa de nadie.

Tal vez sea la sociedad del minimo esfuerzo, o tal vez acomodarnos a que todo nos llegue sin tener que hacer nada por ello. Tal vez, por reducirlo, sea cuestión de vagueria...

Esta vez, vamos a por uno de esos esfuercitos, que mas que fisicos son mentales, con cierta carga de psicológico y autoestima, si...

EN MENOS DE 24 HORAS, EL RESULTADO.
¿SERÉ CAPAZ DE HACERLO? SERÉ CAPAZ DE AFRONTARLO? ENFRENTARME A ESE TONTO MIEDO QUE SE HA GENERADO EN MI? ... un esfuerzito.

jueves

ser sin ser, estar sin estar, ser sin estar, estar sin ser

Hace muchos años en el cole, recuerdo que vino una señora muy rara que nos hacia “juegos” y a mi me encantaba, por un lado, porque no sacábamos los libros, y por otro lado, imagino que debe ser porque siempre me gustaron los juegos en los que necesitas un papel y un lápiz.

Uno de esos juegos consistía en escribir todas las palabras que pudiéramos durante unos segundos, sin que guardasen relación entre ellas, y tal vez lo recuerdo porque gané y me gustó ganar en algo así!

Palabras al azar? Curiosamente, he vuelto a hacer ese ejercicio alguna que otra vez, y siempre termino encontrarle cierto sentido. Es como que uno se esfuerzas en soltar palabras rápidamente y evidentemente tu coco saca todas aquellas que están dentro de ti… resultado: algo en común tienen, salen de la misma máquina, y tal vez… solo tal vez… esa materia gris siempre trabaja en lo mismo.

Ahora no sé si mi victoria fue por contabilizar aquellas palabras, o consistió en algo mucho más elaborado. (A saber lo que soltaría mi materia gris en aquel momento)

Sólo sé que en los días en los que no me encuentro muy animada no me gusta hacer ese tipo de juegos, imagino que no me gustaría leer palabras desalentadoras o que puedan dejar intuir cierto fracaso.

Pero siempre me gusta “hacer el tonto” y fabricar frases sin sentido, frases cargadas de locura o de insensatez, tal vez mentiras o simplemente enlaces de palabras que no van a ningún sitio: Treinta y tres perros cocinan caminando en el fondo del mar!!

Si te paras un segundo, es gracioso imaginar como si se tratasen de dibujos animados a un montón de perros cocinando, batiendo huevos o pelando patatas en el fondo del mar mientras se cruzan con caballitos de mar, estrellas fugaces o unicornios pastando en el fondo del mar… ¿Por qué no?

Escuchar sin oídos
Hablar sin voz
Tocar sin tacto
Escribir sin leer
Amar sin corazón
Tropezar sin piedra
Querer sin nadie
Calor sin abrigo
Melodías sin sonido
Pinturas sin cuadro
Ideas sin expresión
Ser sin estar
Estar sin ser
Ser sin ser
Estar sin estar

lunes

Mi próximo politono!!

No sé si este video ya estaba por aqui, igual cai en la tentación de poner solo la letra... Mmm...

Bueno, si se repite, pues... se repite y punto! También se repite en mi!







I never needed you to be strong
I never needed you for pointing out my wrongs
I never needed pain, I never needed strain
My love for you is strong enough you should have known

I never needed you for judgment
I never needed you to question what I spent
I never ask for help, I take care of myself
I don't why you think you got a hold on me

And it's a little late for conversations
There isn't anything for you to say
And my eyes hurt, hands shiver
So look at me and listen to me because

I don't want to stay another minute
I don't want you to say a single word
Hush hush, hush hush, there is no other way
I get the final say because

I don't want to do this any longer
I don't want you, there's nothing left to say
Hush hush, hush hush, I've already spoken
Our love is broken, baby, hush hush

I never needed your corrections
On everything from how I act to what I say
I never needed words, I never needed hurts
I never needed you to be there everyday

I'm sorry for the way I let go
From everything I wanted when you came along
But I am never beaten, broken not defeated
I know next to you is not where I belong

And it's a little late for explanations
There isn't anything that you can do
And my eyes hurt, hands shiver
So you will listen when I say, baby

I don't want to stay another minute
I don't want you to say a single word
Hush hush, hush hush, there is no other way
I get the final say because

I don't want to do this any longer
I don't want you, there's nothing left to say
Hush hush, hush hush, I've already spoken
Our love is broken, baby, hush hush

No more words, no more lies
No more crying
No more pain, no more hurt
No more trying because

I don't want to stay another minute
I don't want you to say a single word
Hush hush, hush hush, there is no other way
I get the final say because

I don't want to do this any longer
I don't want you, there's nothing left to say
Hush hush, hush hush, I've already spoken
Our love is broken, baby hush hush

Hush hush, hush hush, I've already spoken
Our love is broken, baby

miércoles

Hush Hush Hush...




Pídeme que te baje las estrellas
porque las podrás coleccionar.

Pídeme ser reina de mi paraíso
y seré para ti.

Pídeme mil sueños, pero no me pidas
que deje de sentir.

No me pidas que silencie mi voz,
porque es la enseña de mi libertad.

No me pidas que no escriba,
porque es el desahogo que me queda.

Podré aligerar el equipaje,
soltar lastre y mis bártulos.

Podré desdibujar mi figura
ser transparente y muda

Podré incluso dejar en la cuneta
hasta los recuerdos, pero no me pidas
…el silencio.

Ahogaré odios y rencores,
miraré para otro lado,
mientras entierro tus miserias y las mías
abandonadas al olvido o prisioneras
en los secretos del lado oscuro.

Pero no me pidas el silencio,
ni que oprima mi voz,
mi corazón grita a los sordos
y este silencio ni se compra ni se vende,
este silencio no tiene precio.


Me moveré sin que las sombras me sigan.

¿Quién te dijo que lo que escribo,
tenga que ser cierto?



viernes

El Gruñón!!


El árbol gruñón, aunque era el más grande del bosque y no necesitaba de su sombra para nada, nunca la compartía con ninguno de los animales, y no les dejaba sentarse cerca. Un año, el otoño y el invierno fueron terribles, y el árbol sin sus hojas iba a morir helado. Una niña, que había ido ese invierno a vivir con su abuelita, descubrió al árbol tiritando y fue por una gran bufanda para abrigarle. El espíritu del bosque se le apareció, y le contó por qué aquel árbol estaba tan sólo y nadie le ayudaba, pero a pesar de todo la niña decidió abrigarle. La primavera siguiente, el árbol había aprendido de la generosidad de la niña, y cuando esta se sentó junto a su tronco, le dio la mejor de las sombras. El espíritu del bosque lo vio y fue a contarlo a todos los animales, que a partir de aquel año pudieron tener siempre la mejor sombra, porque el árbol aprendió que con seres generosos y amables el mundo era un lugar mucho mejor para vivir

jueves

VIDEO AL CANTO!!

Más que nada por hacer un poco más liviano el "mostrador"
despues de los cuatro ladrillazos que he soltao...
lalala...













Es tremendamente injusto jugar con mi corazón, porque yo te amaré, te honraré, te obedeceré y te fastidiaré un poco con devoción sincera. ¿Por qué dar alas a un amor así si no tienes la intención de corresponderlo con el mismo ardor? Recuerda mi tenacidad... Es posible que tú no hagas más que flirtear, pero tendrás graves problemas cuando quieras dar por terminado el partido: yo no oiré el silbato. En mis sentimientos no hay nada de superficial ni trivial. Cuando llegue a poseerte, a ti o de una taza de té, es para siempre.
Es posible que no impresione a tus amigos con mi vivacidad y mi chispeante capacidad de halagarlos, pero a ti no dejaré de seducirte con mi encanto. Siempre preferiré reservar mis emociones mas profundas para la gente que sienta más próxima. Después que hayas salido con otras chicas y las hayas comparado conmigo, es posible que vuelvas corriendo hacia mi, y me pidas que te aferre otra vez. Y con fuerza.
En el trato conmigo, lo más difícil es evitar que me refugie en el caparazón impenetrable de mi soledad y mi melancolía, siempre tan a mano.
mis sentimientos son tan sensibles y tiernos que la más leve observación, hecha sin intención alguna, puede producirme una profunda herida. Es difícil saber cuando me ha vulnerado súbitamente algún significado oculto.
Y… no sé, como dato curioso te contaré que tengo mil manías rozando una compulsión. Es raro que me deshaga de trozos de hilo, botones, frascos, latas, botes de patatas, cajetillas de tabaco vacíos… Y ¿quién eres tú para decir que no sirven de nada esas cajetillas vacías, esas viejas cartas de amor o las bolsitas de té usadas? Algún día de ese imprevisible futuro, es posible que me sirvan para algo los fusibles quemados que guardo en el cajón, con los adornos de Navidad rotos. No me preguntes que empleo pienso darle a esas doscientos clips, o decentas guantes desde hace tiempo divorciados de sus parejas. "¡Ya lo encontraré, tranquila!
Para mi, todo tiene un valor sentimental, incluso los tickets del supermercado de 1996 y las viejas marionetas de cuando estuve en aquel campamento. Atesoro y guardo celosamente las cosas que tengo, y entre ellas a ti, naturalmente. Y no tanto porque sea celosa; es más que nada porque adoro, cuido y mimo aquello que es mío, entre todas esas cosas, tú también.













Si no eres bondadosa y atenta con mi madre, no te lo perdonaré. No amaré nada de una forma más integral que como lo hago con mi madre. Mi madre es una dama, y a mi no me gusta que la insulten, la difamen o la pongan en peligro. Aunque tengo sentido del humor, no reacciono favorablemente a los chistes sobre la suegra. Tampoco quieras leer nunca mi diario de cuando tenía cinco años, aunque es casi seguro que lo tendré bajo llave. Me gusta guardar secretos, y no esperes de mi, confesiones auténticas, a menos que quien se confiese seas tú.

Mis miedos pueden mantenerte realmente con el alma en un hilo, lo mismo que a yo. Tengo miedo de no ser lo bastante bonita, de no ser lo bastante inteligente, de no ser suficientemente joven o suficientemente vieja. No importa que tenga la silueta de la Venus de Milo, el rostro de Helena de Troya y la mente de Aristóteles: yo me sentiré igualmente inadecuada. Asegúrame que soy joven, que soy hermosa, que estoy comprometida y que te tengo a ti. Si me lo repites unas veinte veces al día, es probable que empiece a hacerme mella.

Mi estado de ánimo cambiará como promedio cuatro veces por mes, con los cuartos de la Luna, añadiendo pequeñas fluctuaciones dos veces por día, reflejo del movimiento de las mareas. (Ya te avisé de la relación con semejante masa de agua y tan bello astro) De una manera impredecible, soy predecible en cierto modo, y eso puede hacerme fascinante y misteriosa, pero también insoportable hasta el punto de que te entren ganas de propinarme una buena paliza. Durante alguno de mis arranques de melancolía, incluso es posible que tenga miedo de no ser buena cocinera, lo que es un absoluto disparate, porque llegaré a conseguir que un chef francés quede reducido al nivel del sargento que preparaba los almuerzos en la mili.
No soy una mujer que se arregle con un abrelatas automático o con un congelador: prefiero pelar yo los guisantes y hornear los bizcochos. Soy muy amiga de mi cocina, que en la casa es casi mi lugar favorito (después del cuarto de los niñas). Revoloteará en torno de ti como una gallina hasta volverte loca y casi mareada, pero es probable que a ti te encante, como a la mayoría de las mujeres.

Aparte del miedo, totalmente injustificado, de mi falta de habilidad culinaria, quizá tema que tú no me quieras bastante. Eso no es difícil de remediar para ninguna mujer con sangre en las venas. Adelante, demuéstramelo todas las veces que quieras, que yo estaré totalmente receptiva. Una vez que me hayas encendido la luz verde, me sentiré feliz de reconocer la señal, y aunque eso puede borrar mi complejo de inferioridad, te crearÉ otro problema. A decir verdad, después que me hayas conquistado, puedo mostrarme un poco tenaz... digamos que no te soltaré mientras viva, lo que no está nada mal. Cuando hayas tenido la suerte de ganarte mi amor, jamás estarás falto de comida ni de afecto. Y la sonrisa chiflada con que te los ofreceré también tiene su encanto. Mi rico humor se te hará más cálido y más cuando pienses en todas las sirenas sarcásticas que andan por el mundo con su ingenio cínico y su risa hipócrita.














Cuando salgas conmigo a pasear solas por una playa, bajo la luna llena, asistirás a una transformación extraña. Esa dama fría y reservada que conociste durante el día, o esa muchacha desaforada y tentada de risa que se te mostró alguna vez que la llevaste al teatro o a cenar a un restaurante, se convertirá súbitamente en una criatura de otro mundo cuando los magnéticos rayos de la luna iluminen mis ojos y mis oídos se llenen del rumor de las olas. Me podré convertir en una ninfa del mar, que puede elevarse contigo tan alto como pueda llegar tu imaginación. Nueve veces de cada diez, el sistema funcionará, y la décima será probablemente porque no acertaste al elegir la luna nueva. Con eso no lograrás lo mismo.

Cuando la luna está en menguante, me mostraré tímida y dulce, pero lo que necesitas en realidad es una luna lo bastante llena como para movilizar todos mis talentos latentes. Bajo su hechizo, en el momento justo de mi propio flujo y reflujo de emociones, puedo escribir un poema, componer una canción o desgarrar el velo de los misterios que durante siglos han hecho cavilar a los filósofos. Naturalmente, es en esos momentos en los que mi conversación es interesante, por no nombrar cómo serán de impresionantes el resto de sus aspectos.

Es necesario que sepas que incluso yo, también tengo dos caras cuando me enamoro, igual que la luna tiene dos caras y tu solo puedes ver una de ellas. La primera es suave y femenina, tímida, modesta y conmovedoramente temblorosa. La segunda es más bien pegajosa. Es de las que usarán todas las tretas de Eva para sentarse lo más cerca posible de ti en el reservado, (como si sigilosamente me acercase al manzano prohibido del paraíso) cosa que si te intereso de veras, puede resultar muy fascinante.

Sin embargo, también hay algunas normas que no debes olvidar conmigo. No soporto que me critiquen, me siento profundamente herida por el ridículo y, simplemente, no puedo aguantar un rechazo masificado. Una, dos, tres: son reglas básicas. Es raro que me muestre abiertamente agresiva; por lo general soy vacilante, y la primera jugada tendrás que hacerla tú. Si por casualidad llego a moverse, lo haré hacia atrás o de costado. Con la timidez propia de mi naturaleza y el temor de no ser aceptada.












Al comienzo, te costará darte cuenta de si tu chica, o sea yo, soy una gentil doncella regida por la Luna o una chiflada de remate. Y al final, no lo sabrás todavía.

Durante la estación de las lluvias, te ahogaré con mis pesares, y cuando el sol vuelva a asomar entre las nubes te haré doblar de risa, y te conmoveré con mi ternura. Ser testigo de mis cambios anímicos es como ver una de esas antiguas películas mudas que anteponen un episodio de humor basado en bofetadas histéricas a la patética historia de los Peligros de Paulina, todo acompañado por la musiquita del piano en el foso de la orquesta. A veces, la melodía es alegre y vivaz; otras se pone melancólica. La música es variable, para acompañar las ocasiones, pero jamás aburrida ni monótona. Lo mismo pasa conmigo. Soy un poquitín chiflada, un poco triste y muy imaginativa. Y también sabré ahorrar los niqueles.

Naturalmente, no podrás mirar debajo del colchón mientras no nos hayamos casado. El pudor es una de mis condiciones. Pero puedes apostar sin riesgo a que allí guardo un calcetín viejo, bien lleno de billetes verdes y monedas de las rojas. Aún cuando tenga problemas económicos, seguramente guardaré algunas monedas bajo la maceta de las azaleas, o tal vez reservadas entre los pliegues de ese mantel de encaje que me regaló mi madre hace diez años para mi cumpleaños, y que todavía no he estrenado.
Si abres uno de mis libros de poesía, es posible que caiga de él un arrugado billete de 5euros, o peor aún, una vieja carta de alguna baraja española, deslumbrado por la luz del día. Yo puedo ceder a un súbito impulso de gastar cuando me han herido y necesito mitigar el dolor de las magulladuras, pero durante la mayor parte del tiempo mis gastos quedarán considerablemente por debajo de mis ingresos. Es posible que muestre un especial interés por tu cuenta de ahorros, y que el dinero sea uno de mis temas de conversación favoritos. No te miraré con desdén si no lo tienes, siempre y cuando seas de la clase de mujeres que se esfuerza por conseguirlo. Yo te ayudaré a ganarlo y a ahorrarlo, pero mucho cuidado a la hora de gastarlo. No vayas demasiado lejos si no quieres que tenga la sensación de que nuestra seguridad se desmorona. Cuando me hagas a un regalo carísimo, y te diga que no deberías haberlo hecho, no dudes que lo digo en serio. Posiblemente me compre unas babuchas de 3 euros para mi, pero si han de ser para quien amo puedo llegar a empeñar mil monedas por cubrir una ilusión.

Si quieres que deje de pensar en alquileres, tickets de la compra, facturas y el saldo de mi móvil, llévame a la playa a medianoche, a dar un paseo a la luz de la luna. Serán mis mejores momentos. La luna hará aflorar todos mis sueños secretos, y es posible que la proximidad del agua me haga olvidar todas mis inhibiciones. Es muy posible que en el espacio de una hora veas toda la gama de mis emociones. Entonces, podrás elegir la que mas te guste y darme ánimos para que yo la cultive.

miércoles

Ojalá sea verdad todo lo que no se puede ver.

Alguna vez ya os he hablado de mi peculiar forma de disfrutar del placer de las momentos de melancolía, y aunque me esfuerce en la reflexión… no he llegado a ninguna conclusión explícita (nada más allá de un cálido auto-abrazo)
Imagino que tendrá que ver con la magia de la vida, algo que toca los sentimientos más profundos y misteriosos del ser humano de una manera directa, sin contaminarse por la razón... aunque aun no consigo desentrañar el laberinto... tal vez sea algo complejo para alguien como yo porque lejos de especializarme o ser una gran estudiosa yo solo soy una persona que intenta expresar sus emociones... y que también se deja arrastrar por el instinto o eso que algunos llaman sexto sentido

Intento arreglármelas para darme placer a mi misma… (y en esta ocasión no hablo de onanismo) he creado mi espacio personal en este blog aún sabiendo que “Internet” y “privacidad” son antónimos. Aquí tengo el universo a mi manera.. Ahora puedo ver la vida a mi antojo, sin manual de instrucciones.. sin tutoriales, sin sabios consejos que seguir, solo experimentándome...

También es cierto que ahora me hago mucha compañía.. Vuelvo a disfrutar al estar conmigo, así de alguna manera quito presión a los demás… En líneas generales no tendría que echarles la culpa a los demás de mi infelicidad y en cierta medida, los demás tampoco tienen que ser los responsables de mi felicidad.
Ellos tampoco me tendrían que pedirme tanto…

Silenciosa en mi despertar,
sé muy bien cual es mi verdad,
tengo límites que afrontar
aunque a veces soy eterna.

Tengo manos con que tocar,
dos oídos que agudizar,
una boca para callar
y un deseo confesable:
algunas veces querría ser…

El deseo y el miedo son
dos obstáculos que vencer,
tengo mil formas de evasión
pero a veces no es suficiente.

Un deseo confesable:
algunas veces querría ser…

Deshaciendo la inseguridad,
solo lo más esencial,
liberándome de ataduras,
entregándome a la eternidad.


P.D. - Sigo sin cogerle el “tranquillo” a eso de dedicar canciones, o usarlas a modo “comodín” para gritarle a otros lo que no sabemos expresar con palabras. Posiblemente las melodías pueden ser siempre doblemente interpretadas.
Ni que decir tiene, meter en este saco, los nicks que metéis con calzador a modo de puñalada, guiño o nota de atención.

martes

El sueño de la razón

Tal vez pueda recordar lo que soñé anoche, podría ser algo así como que un señor disfrazado de destino se enfrentaba conmigo, venia amenazante para obligarme a algo tan dulce como puede ser soñar, no sé porque yo me oponía, y ahora no lo entiendo porque al fin y al cabo, soñar es gratis, y casi siempre reconfortante. Pero yo lo único que hacia era ponerle resistencia, ni intentándolo lo conseguí, solo lograba despertar de golpe, caerme de ilusiones y despertar con un sudor frío.

Al comprobar mi torpeza no pudo por más que llevarme ante algo que podría parecer una sala de juicios, donde presencié, como un mero espectador, la mediación entre mi cabeza y mi corazón. Y allí estaba yo, sentada en el frío banco de madera, perpleja, al comprobar que realmente se trataba de mi propia cabeza y mi propio corazón! Los reconocí con rapidez, pero es algo fácil, todos sabríamos distinguir que heridas son las nuestras entre un millón.

No os haceis una idea de lo gratificante que resultó ver como el abogado defensor de cada una de las partes argumentaba a su favor sobre cómo debian ser mis actos, eso si, contradiciendose entre ambos y dando largas explicaciones que beneficiaban, según el caso, a mi parte más racional o a mi parte más sentimental.

¿Por qué estaban tan separados? ¿Por qué no encontraban un punto de acuerdo entre los dos? ¿Por qué yo no podía opinar y solo esperar a que ellos decidiesen por mi?



Dicen que a veces nos cuesta enamorarnos porque nuestra sensibilidad nos lo impide, porque hay algo dentro que no quiere arriesgarse al dolor, y por lo tanto, tampoco al amor. El que no juega no gana, entonces sin el valor suficiente para arriesgase no habrá daño, ni pegas, ni tontas promesas que puedan llegar a desilusionarnos, pero tampoco existirá todo lo bueno que trae consigo el amor.


SEXO, DROGAS Y ROCANROL

Y me vais a permitir un breve momento Wiki, porque viene al caso!

Sexo: Visto como la relación sexual, es el conjunto de comportamientos eróticos que realizan dos o más seres de distinto sexo o del mismo, y que generalmente suele incluir uno o varios coitos

Drogas: Sustancia que altera el funcionamiento normal del organismo una vez que entra en contacto con él. Las diferentes drogas tienen efectos diferentes en el organismo: pueden causar alucinaciones (por ejemplo: ver u oír cosas que en realidad no están aconteciendo). Otras pueden acelerar o reducir la actividad de tu organismo.

Rocanrol: Y así escrito! Porque el Diccionario de la lengua española en su vigésima tercera edición reconoce el término rocanrol como término en español derivado del inglés. (Después de la aceptación de sicología, es una de las que mas me gustan)



Vale, no voy a hacer elucubraciones sobre la relación de las tres palabras de forma conjunta, pero imagino que algo se puede entresacar de cada una de ellas. Jejeje… vale, de la primera yo reseñaría “erótico” porque cada persona puede tener momentos eróticos muy variados, pero sobretodo destacaría “coitos” y así, en plural, mucho más bonito! … que cosa tan curiosa esa del coito, eh!
(Si se os ha pasado por la cabeza buscarlo en la Wiki, no os lo recomiendo… bastante simplista, ya sabéis… eso de “pene en vagina y listos”)

Personalmente creo que esta locución no va conmigo, lo siento, no soy chica de sexo, drogas y rocanrol. (Qué raro se ve “rocanrol”, eh!)

Empezando por la música, pues la verdad, no soy mucho de dejarme el cuello con movimientos enérgicos hacia delante y atrás al ritmo de la música, tal vez falta de energía o gustos que difieren.
Sobre las drogas, si, ahí si tengo que admitir que es algo que complementa mi vida, sobretodo en lo referente a “ pueden acelerar o reducir la actividad de tu organismo”, si tomo café estoy mas tranquila, si fumo estoy más segura y si devoro pipas puedo aumentar mi ritmo a velocidades ultrasónicas. (Cuando queráis echamos una carrera de pipas)
Y… del sexo, pues teniendo en cuenta que no voy a entrar en temas demasiado sustanciales, algo está claro, es bueno hacer deporte manteniéndose vigoroso y vital, pero hemos de admitir que una cosa es el sexo y otra muy diferente hacerlo con amor. Hace tiempo que no gozo de ese deporte así sin mayor sentimentalismo, y la verdad, le estoy cogiendo gustillo. ¿Os he dicho que me estoy planteando lo de apuntarme al gimnasio? Jajaja…

Bueno, la verdad es que solo venía a decirlos que disfrutéis, ya sabéis:


Sexo, drogas y rocanrol!!!!


(Para el que quiera, claro)

Muerto el perro... se acabó la rabia!

Qué sabios consejos los del refranero español!

Cambio de móvil!
Posiblemente sea la peor solucion de todas, va a ser un poco jaleo hasta que se normalice un poco pero estoy un poco jartita ya.

Querid@ amig@: Me encantan nuestras conversaciones, sabia que llegarían a algún puerto, pero la verdad... no se puede sacar más de ti. Habia pensado parafrasear tus conversaciones y subirlas a youtube para que veas que en el fondo te estaba cogiendo afecto y todo... te voy a echar de menos por las noches, to juro.
P.D.- Avisame de las promociones a las que te apuntas porque debe ser la leche poder "hablar" tanto sin gastar teléfono.
(Creo que llegué a la conclusión de quién eres, y la verdad... me das pena!)

No excuses