sábado

Romper una vez y alargarlo durante 3 discos. (Hello. Adele)


HELLO. Adele


Hello, it's me...
I was wondering
If after all these years you'd like to meet
To go over everything
They say that time's supposed to heal you
But ain't done much healing

Hello, can you hear me?
I'm in California dreaming about who we used to be
When we were younger and free
I've forgotten how it felt
Before the world fell at our feet
There's such a difference between us
And a million miles
Hello from the other side
I must have called a thousand times
To tell you I'm sorry
For everything that I've done
But when I call
You never seem to be home

Hello from the outside
At least I can say
That I've tried to tell you
I'm sorry for breaking your heart
But it don't matter
It clearly doesn't tear you apart anymore
Hello, how are you?
It's so typical of me
To talk about myself, I'm sorry
I hope that you're well
Did you ever make it out of that town
Where nothing ever happened?
It's no secret that the both of us
Are running out of time
So Hello from the other side
I must have called a thousand times
To tell you I'm sorry
For everything that I've done
But when I call
You never seem to be home

Hello from the outside
At least I can say
That I've tried to tell you
I'm sorry for breaking your heart
But it don't matter
It clearly doesn't tear you apart anymore
Oh, anymore...
Hello from the other side
I must have called a thousand times
To tell you I'm sorry
For everything that I've done
But when I call
You never seem to be home

Hello from the outside
At least I can say
That I've tried to tell you
I'm sorry for breaking your heart
But it don't matter
It clearly doesn't tear you apart anymore



---------

(Por favor, que alguien le mande un e-mail a Adele y le alegre las musas)
(Este vídeo lo hemos visto todos, así generalizando XD)




lunes

Tengo un plan.


TENGO UN PLAN

Como el que lleva al mar a rastras en los ojos,
el que camina hacia delante, acariciando espaldas,
o el que besa parpados para soñar mas tranquilo,
te llevo en mi como en un accidente, hecho llanura,
como una caricia que termina en poemas mientras tu duermes,
como tiene el perdón grabado en el pecho el mas culpable,

Te lo voy a decir de otra manera,
cuando te miro veo: 
 pájaros, seres inimaginables, 
ojos que traspasan, 
padres embullen-do a sus hijos, 
relojes desaciendose en el segundo que condese un instante,
peces devorando tigres, muchachas mirando por la ventana, 
un beso en la mejilla de una enamorada arrodillada, 
mujeres desnudas de piel azul, 
la guerra imaginada y deshecha en un lienzo, 
en resumen defines mis intenciones con la poesía, 
quiero conjugar contigo todo los verbos que acaben en arte

ELVIRA SASTRE


jueves

R . M .

“Lo que duele no es el dolor. El dolor es sólo una consecuencia. El efecto secundario de algo que nos hizo sufrir y que todavía hoy sigue haciéndolo. Me gustaría que esto que tanto duele fuese lo que me aplasta el pecho y me araña las vísceras y el corazón. Esto que se puede paliar poco a poco, con consejos, amigos, medicamentos, horas, sobremesas y tazas de té. Pero algo me dice que no. Que lo que duele no es el dolor.
Lo que duele no es el dolor. Lo que duele es la ausencia. El hueco que deja alguien que ya no está. Echar de menos con contrato indefinido. Y saber que quería llevársela y se la ha llevado, que ya está, que le han ganado la vida esas malditas seis letras que no pienso volver a juntar en mi boca nunca más.
Lo que duele no es el dolor. Lo que duele es conocer un vivo menos. Borrar su número del móvil. Tener que frenarme cuando la iba a llamar y recordarme a mí mismo que ya no puedo, que un día pude, que lo hice menos de lo que debía y que ya nadie podrá.
Lo que duele no es el dolor. Lo que duele es recoger los pedazos de quien se queda. No saber consolar a quien más quieres en este mundo. Tratar de estirarle los labios. Con una broma, un chascarrillo, una tontería. Fracasar.
Lo que duele no es el dolor. Lo que duele es la distancia. Este saberse lejos de ti, este llevarte conmigo, ese llevarme contigo y aún así, ser incapaces de llevarnos más. Haber caído con nuestro mayor triunfo. Haber sucumbido ante nuestro mayor logro. Lo mejor que habremos hecho en nuestra vida. Algún díél nos lo explicará.
Lo que duele no es el dolor. Lo que duele es no saber volverlo a intentar. Matar el nervio y dejar que se desangre la encía. Hablarlo tantas veces y acabarlas todas en ese silencio de punto final. Darnos por imposible. Constatar nuestra propia incompetencia. Seguir doliéndonos. Seguir mal.
Lo que duele no es el dolor. Es todo lo que dejamos atrás. El remolque desbocado de los recuerdos que nos perseguía al mismo ritmo y velocidad. Ahora sólo sabemos que le ha fallado el enganche, los frenos y no tenemos ni idea de en qué momento nos va a atropellar. Ni con qué.
Lo que duele no es ni siquiera llorar. Lo que duele es tener tantas razones para tener que hacerlo. Es esta maldita sequía de lágrimas. Es el miedo a quedarse solo y en pareja. Y esta cochina culpabilidad.
Lo que duele no es que la gente opine. Es que lo haga como quien habla del tiempo, alegremente y buscando de todo, menos ayudar. Que nos den consejos que no hemos pedido. Que inventen razones. Qué sabrán ellos. Qué sabrán.
Lo que duele no es el dolor.
Porque el dolor es esto que me viene aquí y ahora.
Lo que más duele es todo lo que vendrá"
(Risto Mejide)

miércoles

Buscando un alma para poder ver

Dentro, mi alma se deshace
Y no puedo recogerla,
Los pedazos que han quedado
Son pequeños, tan pequeños
Que si quiero ver alguno
Mis ojos se rompen.
Y si mis ojos se rompen
Ya no veo parte del alma,
Lo único que sobrevive,
Es mi torso.
Duro como un mástil de hierro
Que intenta moverse pero no puede,
No puede porque no tiene alma,
Ni ojos que le guíen
Para encontrar su alma,
Y todo se va liando
Así que lo que si puedo saber
Es que me he quedado sola,
Sin poder tener un alma
Que me haga de nuevo dos ojos.

No excuses