domingo

Mis vecinas folloneras!

Sí, es una jodida realidad, tengo unos vecinas que follan varias veces al día, TODOS LOS PUTOS DÍAS y a cualquier hora. Y la verdad es que solo tengo contacto auditivo con el asunto, no sé si son una pareja, varias parejas, o … un sinfín de posibilidades, por lo que todavía no he tenido ocasión de felicitarl@s.

Lo qué está claro es que todo esto es cuestión de direcciones.

Por un lado, mi gallega! Oooh, qué bonito es el acento gallego, eh? Si, si… a mi me despierta como un sentimiento tierno y “melancoloso”, pero eso es cuando les oyes hablar de la lluvia, de Santiago o de las meigas. Oír gritos y gemidos en gallegos, es otro tema que despierta sentimientos diferentes.

Por otro lado, quien leches vive arriba? En alguna ocasión pensamos que sería un picadero, porque la propietaria, una señora muy muy mayor no está “pa” esos trotes (trotes, si, muchos trotes) igual alquilaba alguna habitación por horas, o tal vez sea que tiene un hijo cuarentón que pasa revista a las profesionales del tema en casa de la abuela, pero… lo que está claro es que trotes, hay!

En tercer lugar, los vecinos de abajo!! Uff… viene la floración del adolescente…
Y aquí, dos opciones: a una mano (y nunca mejor dicho) piso de chicos estudiantes, que se dedican mayormente a coleccionar latas de cerveza vacías en el patio de su casa y no debe pasar fémina por el lugar. El onanismo y la pajillería creo que deben ser cohabitantes. A la otra mano, la perversión, sexo, drogas y rock&roll traídos de la mano de recién llegaditas a la universidad, con fiestas, broncas de vecinos y cubazos de agua en alguna reunión social a altas horas de la madrugada.
(Creo que ellas deben follar en bajito, porque no tenemos datos, aunque… una de ellas tiene bastante pinta de bollera común, dato que aún no he pasado a confirmar, pero es mucho más armónico dos voces femeninas gimiendo a la par, no?).

Y es que… realmente da igual si eres gay, puto, hetero, bi o pi por r al cuadrado, el tema del fornicio no escapa a nadie, y la reproducción sonora del acto, admitámoslo, es necesario pero no tiene porque ser parte del acta de la comunidad de vecinos, no?

He llegado a pensar que son múltiples parejas las que hay extramuros de mi habitación, y se van turnando o incluso intercambiándose entre sí, ya que… por mucho que nos mole el sexo estoy convencida de que pocos seres humanos soportan ese ritmo sexual, ni de recién enamorados ni hostias. Es sencillamente EXAGERADO!!!!

Ahora mismo mientras escribo esto, he tenido que poner música, no porque estén dándole al yembé y a la maraca, sino porque además mi gallega suele poner a todo volumen una música machacona de “chundachunda”.. y una puede soportar gemidos ajenos en la pared contigua pero no un martilleo constante en el tímpano. En el fondo les hago un favor, porque follar follarían bien antes, pero ahora al menos follan al ritmo de The Beatles y eso es de por sí todo lujo… creo que no vivirán los suficiente para agradecérmelo.

El otro día salí a tender la ropa, ya había oscurecido (y sin embargo llovía) y ahí estaban, en la terraza en pelota dándolo todo. No sé si esperaban que yo me metiera de nuevo en mi casa pero todos sabemos que cuando la lavadora termina hay que tender la ropa o queda como un higo. Así que empecé a colocar la ropa en el tendedero, que es de esos de raíl y suena como si Freddie Krueguer estuviera metiéndole el dedo en la nariz a Amy Winehouse . Los dos se quedaron flipando, yo seguí como si nada, pero… si un polvo es un polvo, la colada es la colada y a mí no me jode nadie la colada. (Y lo que me ahorro en porno, señores!!)

La verdad es que en epocas donde tu vida sexual está viva y tal, escuchar ciertos ruidos de fondo mientras duermes te hace pensar que fijo que ellos también te oyen a ti, pero claro... cuando una se da cuenta que no sigue el ritmo de la comunidad, pues quieras que no sirve de incentivo para comprobar lo que podrías estar haciendo, jajaja...(Como podreís esperar, no voy a comentar nada de lo que sucede desde la puerta de mi casa para dentro, pero como diría mi gallega... "haberlos, ailos")

Y... ahí siguen, ¡qué bonicos! y me mola cuando llegan como putas cubas y están hasta las 5 de la mañana gritándose, supongo que es lo suyo entre polvo y polvo… o no, o quién sabe. Yo no sé nada. Yo...me voy a hacer la colada, que parece que hoy les ha dado por follar en en el salón.

2 comentarios:

  1. jajajaja me ha molado este post... yo a menudo pienso tb en si alguien me escuchará cuando... peroyo sigo con mi tarea chichi wo wo wooo

    ResponderEliminar
  2. Jajaj..muy divertido tu post...ahora sólo falta que nos comentes la jugada de puertas a dentro...que también nos interesa oiga¡¡

    ResponderEliminar

No excuses